el olor de los libros

Timeo hominem unius libri / Temo al hombre de un sólo libro (Sto. Tomás de Aquino)

Dos ilustrados clásicos

Se suele reservar el calificativo de clásicas a las producciones culturales que alcanzan el rango de lo sublime; ya en la Antigüedad se utilizaba en el sentido de “modélico”. Para poder considerar a algo clásico, desde el punto de vista literario, hay que tener cuidado y sobre todo dejar que pase el tiempo, que suele poner las obras en su lugar. Hablar de clásicos estando el autor vivo es absurdo, aunque nunca falten periodistas vulgares pregonándolo sobre las obras de famosos escritores que bien pudieran leerlos. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Un libro inesperado

Tolkien

Soy, ante todo, un lector de gustos diversos que en muy raras ocasiones se deja aconsejar. Me conozco muy bien y aunque no siempre se lo que me atraerá de un libro, no suelo fallar con los que me atrevo a leer. Tengo tantos libros acumulándose en mis baldas que desde joven daba listas de libros a regalarme para que nadie tuviese que adivinar mi gusto. Cuando Juanjo me recomendó en privado y luego lo extendió urbi et orbe en su post, el libro de Diego Blanco “un camino inesperado”, estuve decidido a probarlo por dos razones. La primera de amistad. Quien conozca un poco a Juanjo y no le quiera como amigo tiene una problema. Si encima no escucha sus sabias palabras es que tiene una tara. La segunda razón es mi personal querencia por Tolkien (y los conversos ingleses al catolicismo). Sobre este autor he escrito varias cosas. Los curiosos pueden leerlo aquí, aquí y aquí.

Pues bien, antes de leer el libro tuve la oportunidad de asistir a una charla que dio en Bilbao el autor dentro de un Congreso de la ACdP. El vídeo está disponible y es muy recomendable (especialmente del minuto 13 al 22 aprox.) Resultó un maravilloso descubrimiento. Cosas que yo intuía y otras que descansaban en mi subconsciente se hicieron evidentes. A la salida pude cruzar algunas palabras con el autor, de simpatía desbordante.

Con el libro ya a medio terminar, me enteré de que habría otra presentación en Bilbao del libro con el autor. Ahí que me fui y volví a disfrutar de la presentación que debido a una importante presencia de niños fue adaptada a estos. Lo cual resultó una genialidad. Pude preguntar y hubo intercambio de pareceres, pero ahí llegamos a un punto peliagudo. La “aplicabilidad”. Este concepto viene a decir que el autor escribe la historia teniendo claro qué y quién representan sus personajes de ficción, pero se guarda de decirlo, en general. Existe una relación pero para nosotros puede no ser evidente. Al no ser una alegoría, A no es B necesariamente, de manera que casi cualquier interpretación puede darse por buena (no pudiendo olvidar las premisas de que Tolkien era católico y que su obra era una enorme catequesis disfrazada). Así, Gandalf puede ser interpretado como la figura de un sacerdote, de un obispo, del mismo Papa, pero también como la de un ángel o de un profeta. Esta libertad en la interpretación producirá cierto sarpullido a cualquier católico que mira con recelo todo lo que suene a la libre interpretación de las Sagradas Escrituras protestante. Pero ese margen que proporciona la aplicabilidad, como la conciencia, puede estar bien formada, y ser mucho más acertada y cercana a la oculta traslación que Tolkien hizo. Sirve muy bien este libro a dicho propósito.

BLANCO, Diego

“Un camino inesperado: desvelando la parábola de El Señor de los Anillos”

Encuentro,  2016

Y habrá quien añore la Segunda República española

Casas ViejasEl 8 de enero de 1933, la Federación Anarquista Ibérica (FAI) realizó un llamamiento a la revolución en España. El llamamiento anarquista apenas tuvo repercusión, salvo en el pueblo andaluz de Casas Viejas, donde un grupo de campesinos, convencidos del éxito del levantamiento anarquista, se alzaron en armas la noche del día 10 al 11. La revuelta fue reprimida con enorme dureza por los Guardias de Asalto (cuerpo policial español creado durante la Segunda República con el objetivo de disponer de una fuerza policial para el mantenimiento del orden público y que fuera de probada fidelidad al régimen republicano.)

La represión resultó tan desproporcionada y contraria a derecho que el gobierno republicano, presidido por Manuel Azaña, se vio salpicado por un escándalo que horrorizaba tanto a la izquierda como a la derecha. El 15 de marzo, una Comisión de investigación elaboró un informe definitivo en el que reconocía la existencia de los fusilamientos pero exculpaba al Gobierno. Pese a ello, el gobierno de Azaña quedo muy tocado y él y los suyos no olvidarían.

El oficial de asalto Gumersindo de la Gándara, quien había declarado contra Azaña fue puesto en manos de la Justicia tras el levantamiento del 36. Fue decretada por los organismos judiciales su libertad al no haber apreciado en él ninguna conducta hostil a la república. De hecho, en el caso del capitán Gándara se podía hablar de indudable lealtad republicana. Sin embargo, a pesar de lo indiscutible de esa situación, la Dirección general de seguridad procedió el 26 de septiembre de 1936 a entregarlos al Comité provincial de investigación pública (la denominada checa de Fomento) que procedió a asesinarlo.

Sobre todos los sucesos acaecidos en Casa Viejas escribió un relato tan periodístico como literario Ramón J. Sender, de clara simpatía por el anarquismo. Una historia para recordar a los que nos hablen de las bondades republicanas.

SENDER, R. J.

“Viaje a la aldea del crimen”

Libros del asteroide, 2015

Cristianismo y minorías en Oriente Próximo

minorias

La situación de las minorías, especialmente cristianos o yazidíes, es terrible en Iraq y Siria desde hace unos años. La revuelta contra el régimen del dictador Assad en Siria y contra el gobierno chií en Iraq, y la posterior explosión del terror del ISIS ha puesto a estas minorías como objetivo primordial de unos musulmanes que sólo admiten una forma de entender la religión, la coincidente con su credo. En esta guerra de todos contra todos, se mezcla la etnia y la religión como elemento justificante de las matanzas. Los kurdos y los alauitas (cercanos a los chiíes) también también corren peligro pero frente a la postura de otras minorías han optado por armarse, plantar cara y batalla y defender a tiros sus derechos (los cristianos han optado por esto pero sólo en alguna provincia). Esto les ha supuesto a los kurdos amplias zonas de control tanto en Iraq como en Siria, donde afortunadamente las minorías como la cristiana son respetadas en gran medida. El régimen alauita de Assad también protege a los cristianos en la zona de su control, no tengo claro si por convencimiento o por interés, ya que se asegura el apoyo ruso con tal medida, pero es un hecho que tal protección se da. Leer el resto de esta entrada »

DROGA: un negocio criminal

DrogasEn una entrevista que concedió Don Winslow afirmaba lo siguiente sobre el mundo de las drogas:

“Si nada cambia, nada cambiará. Necesitamos grandes cambios a nivel político. En primer lugar, necesitamos legalizar las drogas. Son ellas las que financian los cárteles y las guerras. Y somos nosotros, Estados Unidos y Europa, quienes las compramos. Me da mucha rabia pensar en esa gente que se preocupa por si el paquete de café que han comprado es de comercio justo, pero luego no les parece mal fumarse un poco de marihuana, y no piensan que para que esa marihuana llegue a ellos ha tenido que pasar por manos de psicópatas. En cualquier caso, para acabar con las drogas hay que preguntarse por qué las consumimos. Y si las consumimos es porque algo no está yendo bien en nuestra sociedad. La adicción es síntoma de una falta de afecto, una falta de vínculo, con otro ser humano, con un lugar, con lo que sea. Vivimos en un mundo tan obsesionado con el dinero, que nada más parece importarle. Es curioso, pero cuanta más tecnología para comunicarnos inventamos, más lejos estamos unos de otros.”

La entrevista la realizaba a raiz de la publicación de su premiada novela, durísima, “el cártel” continuación de “el poder del perro”. Es una novela que se centra en la lucha sin cuartel contra los clanes de la droga mejicanos. Lucha legal, ilegal, alegal y con todos los medios posibles por parte de los gobiernos estadounidense y mejicano. Una guerra vieja ya, que no ha disminuido significativamente la entrada de droga en EE.UU. o Europa y que supone un fabuloso negocio (legal e ilegal) valorado en varios miles de millones anuales.

No se plantea la novela el tema de la legalización o no del comercio de las drogas, más bien en cómo se articulan los cárteles, como tienen a sueldo desde policia hasta políticos pasando por periodistas, jueces o alcaides. Cómo la guerra en sí misma resulta un lucrativo negocio que muchos no desean termine realmente (tampoco queda claro que pudiese terminar) y cómo son víctimas no sólo los que consumen dichas sustancias, sino que todo aquel cuya vida tenga alguna relación con dicho mundo, siquiera tangencial, es una probable víctima de la violencia que rodea este negocio.

Esta novela puede ser una buena excusa para pensar con mejor criterio cuales son las razones para legalizar o mantener la prohibición sobre las drogas. Es un debate soterrado que terminará haciendose público y en Cortes probablemente y cuya respuesta no es sencilla. La pregunta clave es ¿por qué con todo lo que sabemos seguimos consumiendo tanta droga? ¿Por qué mantenemos con nuestro dinero organizaciones criminales tan peligrosas? ¿Todo por un vicio, una evasión?

 

WINSLOW, Don

“El cártel”

RBA, 2015

De la República al Imperio: Hispania

La primera guerra civil de la República de Roma ocurrió durante el siglo I a. C. propiciando su final y la instauración del Imperio romano, con César Augusto como primer Emperador romano. La guerra tuvo lugar cuando los líderes de las dos facciones enfrentadas en el senado los Optimates (la facción aristocrática de la República) y Populares, Lucio Cornelio Sila y Cayo Mario respectivamente, compitieron por los honores de liderar la guerra contra Mitrídates VI rey del Ponto, quien había invadido la provincia romana de Asia y asesinado a miles de romanos. Inicialmente Sila obtuvo el respaldo del Senado para liderar la guerra, pero los populares anularon esta decisión recurriendo directamente a la decisión de la asamblea popular, otorgando el mando a Mario. Sila marchó sobre Roma con sus legiones, haciendo huir a Mario y reotorgándose el mando. Ya en Roma el senado romano declaró enemigo de la República a Mario, y Sila embarcó hacia Grecia sin contratiempos. Lucio Cornelio Cinna un cónsul electo popular, ante la ausencia de Sila propició el retorno de Mario desde su exilio, y juntos marcharon sobre Roma, se hicieron nombrar cónsules y establecieron una sangrienta represión contra los optimates, pero tras unos pocos días en su cargo Mario murió. Sila tras terminar la guerra en oriente con el Tratado de Dárdanos, regresó a Italia donde derrotó a los populares y se estableció como dictador, reformó la Constitución Republicana cediendo más poder al Senado, recortó el de los tribunos y el de las asambleas populares. Leer el resto de esta entrada »

El AYUNO: ¡Explícamelo!

“Yo sufro, es verdad, para que Él me perdone; yo me castigo para que Él me socorra, para que yo sea agradable a sus ojos, para gustar su dulzura”

San Agustín, “la utilidad del ayuno”

 San_Hugo_en_el_Refectorio

En estos días cuaresmales libros como el que reseño son especialmente útiles. Todos los años la misma pregunta ¿por qué no comes carne los viernes de cuaresma? Y la supuesta sesuda diatriba sobre el sacrificio, el marisco y otras ideas inteligentísimas de gente que no entienden que alguien pueda hacer sacrificios voluntariamente. Leer el resto de esta entrada »

El apocalíptico Elías

SantoSepulcroEn 1996 el escritor canadiense Michael O´Brien publicaba una novela importante en la narrativa católica del XX. “El padre Elías: un apocalipsis”. Era un libro grueso en su contenido y en su volumen. Era una buena novela donde los buenos triunfaban de la mano del Señor sufriendo lo indecible. Y donde pese al tono necesariamente apocalíptico brillaba la Esperanza. Allí se leía “Aunque el diablo hiciera grandes progresos, aunque lograra engañar a la mayor parte de la humanidad, aun en ese supuesto no deberíamos perder la esperanza. ¿No está ordenado que la Iglesia deberá un día padecer una segunda Pascua?” (…) “Nuestra labor es la de proclamar a Jesús. Debemos reforzar lo que aún queda.No es tarea nuestra la de contar el número de los que escuchan”. Ante un mundo hostil, la Iglesia y quienes la forman deben encarar el presente y el futuro conscientes de que el non praevalebunt tiene eterna vigencia.

En 2005 nos llegó la secuela. Más bien precuela pues conocíamos al padre Elías cuando era un chaval, un judío polaco. Es acogido por un librero cuando huye del ghetto de Varsovia y con él habrá muchos debates y aprendizajes. Y una voz divinase le revelará. Y habrá diálogo con la voz “¿Por qué nacen niños en campos de batalla?No fue la intención de Dios en el comienzo. Al principio hombre y mujer fueron creados para caminar con Él en el Jardín, para vivir en perfecta paz, para darse el uno al otro, y para darse a Él, como un don.” Esta segunda entrega era menos voluminosa, había menos acción y quizá mayor densidad teológica.

Ahora nos ha llegado la tercera y última entrega. Aún menos voluminosa. Transcurre la acción, una buena cantidad de emociones, en Israel. Todo debe terminar donde comenzó. Un mundo confuso (en especial para los católicos) donde nadie tiene claro qué voces debe escuchar, qué canales transmiten palabras ciertas y veraces. La prensa se llena de mensajes positivos que ocultan un fondo de maldad, un relativismo que iguala toda religión al mostrarla como parte de una verdad aún mayor. Y frente a tanta violencia ejercida con presiones la Palabra, Elías sólo buscará el momento para hablar, para ser el vocero de Dios, para cumplir su cometido. El final de un ciclo.

O´BRIEN, MICHAEL D.

“el padre Elías en Jerusalén”

Libroslibres, 2015

2015 el año del Sínodo

La XIV Asamblea General Ordinaria del sínodo de obispos (que fuera precedida a finales de 2014 de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos) ha resultado el hecho más relevante del año que se ha finalizado en lo que a la Iglesia respecta. Seguimos esperando (con cierta ansiedad, algunos) la exhortación apostólica del Papa que el cardenal Parolín aseguró que se escribirá, y que podrá ir en la línea de los padres sinodales… o no.

sinodo-de-la-familia

Se ha escrito mucho acerca del evento, sobre todo antes y durante su celebración. La prensa generalista y parte de la especializada ha querido tomar un posicionamiento claro en la línea de lo que se ha supuesto que es la del Papa, aperturista, misericordiosa e innovadora. Frente a esta aparentemente ola imparable, poco a poco, pero con firmeza fueron alzando su voz cardenales, obispos, sacerdotes y laicos en defensa de la doctrina que la Iglesia ha sostenido siempre y que parecía abocada a ser arrollada por las modas imperantes.

Uno de los libros más importantes publicados previos al sínodo salió de la mano de once cardenales, algunos de ellos de reconocida autoritas. Caffarra, Rouco Varela, Ruini, Sarah o incluso el relator del sínodo el cardenal Cordes quisieron presentar la razonada batalla que debía ser librada. Europeos, africanos, americanos e incluso asiáticos decidieron escribir sus impresiones tras tantos años de experiencia pastoral o profundizar en el tema de manera rigurosa y mostrar el tremendo peligro que se cierne sobre la Iglesia cuando se abre el corazón al sentimentalismo y se cierra la razón a la palabra de Dios y la experiencia.

De todas las cosas interesantes que se pueden leer quiero traer tan sólo una, decisiva. Son palabras del cardenal Eijk, arzobispo de Utrech, en los Países Bajos:

Tenemos que darnos cuenta de que la cuestión de la administración de la comunión a los divorciados vueltos a casar no es un problema secundario. Aceptada esta, aceptaríamos también que el mutuo don de los esposos no deba ser total, ni espiritual ni físicamente. Por consiguiente, estaríamos obligados a cambiar la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad en otros campos. De este modo, debilitaríamos nuestros argumentos intrínsecos contra el adulterio en general. El argumento contra el uso de los medios anticonceptivos se basa en que la prevención contra el don de la maternidad y la paternidad a través del acto conyugal hace incompleto el don recíproco de los esposos en el ámbito físico, y por tanto afecta a la totalidad del mismo don (cf. Familiaris consortio, n.32). Obviando la exigencia de la totalidad y reciprocidad del don, tendríamos que aceptar el uso de los medios de contracepción. Si aceptásemos que la entrega mutua de los esposos no debiera ser total, y por tanto que fuese lícito prevenir contra el don de la vida, estaríamos obligados a aceptar también actos sexuales no dirigidos a la procreación, como los homosexuales. La cuestión de si los divorciados vueltos a casar pueden recibir la comunión está intrínsecamente ligada a otras cuestiones en el campo de la moral matrimonial y sexual.”

AYMANS, Winfried (ed)

“Once cardenales hablan sobre matrimonio y familia”

Ediciones Cristiandad, 2015

¡Qué pena de mujer!

OrianaOriana Fallaci fue una famosísima periodista italiana. La primera gran periodista italiana, cuyas entrevistas quiseron publicar todos los diarios del mundo. Inteligentísima, ácida, sincera, descarada, honesta y un montón de adjetivos positivos le podríamos colgar sin miedo. Todo es cierto. Tuvo una vida intensísima, fue corresponsal de guerra en Vietnam, pero antes estuvo en una Hungría que en el 56 se enfrentó a la URSS. La lista de sus entrevistados, sus víctimas la mayoría de las veces, es muy larga: Gadafi, Golda Meir, Deng Xiaoping, Carrillo, el Sha de Persia… Tanto respeto (o temor) causaba que Fidel Castro o San Juan Pablo II se negaron a ser entrevistados por ella.

Tres situaciones marcaron su vida por encima de las demás. Su madre, una mujer con inquietudes, casó pronto y su vida quedó, como para tantas mujeres de su época, reducida a esposa y madre, y puso todo su empeño en que su hija saliera y triunfara. La segunda, fue la vivencia de la Segunda Guerra Mundial. Su padre opositor activo al fascismo italiano utilizó a su hija en labores partisanas. Ella, pobre chiquilla de catorce años, tuvo que madurar a paso de gigante y entender lo que incluso a los adultos nos cuesta asimilar. El tercer suceso fue un devastador amor no correspondido (para él, Oriana sólo fue una desahogo sexual cada vez más cargante) que la hizo no entender jamás cómo se articula el Amor y la hizo incapaz de amar como un corazón debiera.

Como tantas personas de su época Oriana fue variando sus posiciones. En el fondo siempre fue una antiautoritaria feroz y un enemigo declarado de todo tipo de fascismos. Pero pasó de ser considerada por los estadounidenses durante el Vietnam como una procomunista a ser tildada de derechista y de incitar al odio racial y religioso por alzar la voz tras el 11-S en su artículo (y posterior libro “La rabia y el orgullo”). Manteniendo siempre una postura a favor de la vida su postura ante el aborto basculó entre una defensa de la madre como quien debiera decidir en libertad a una defensa del bebé como ser con vida. Ella misma tuvo dos abortos que la marcaron y le dejaron una terrible sed de vida.

Fue Oriana una mujer que no puede dejar indiferente a nadie. Esta ágil biografía entra en muchos detalles de su vida y permite hacerse una idea cabal de tan gran personaje.

STEFANO, Cristina de

“La corresponsal”

Aguilar, 2015