El hombre blanco español en nuestra Guinea

MapaGuinea

En África, en la llamada África negra se encuentra un pequeño país de no más de millón y medio de habitantes, cuya historia está unida a España para siempre. Hasta 1959 (desde mediados del siglo XIX) fue colonia española. Desde ese momento provincia española. Cuando logró la independencia se sumió en la conflictividad con asesinatos políticos, golpes de Estado y democracias aparentes.

A este país decidió pedir traslado el diplomático Luis Melgar. Sería su primer destino en el extranjero. Toda una aventura. Tres años pasó en aquel país. Lleno de peripecias. El libro que ha publicado contando estos años, están llenos de anécdotas entretenidas, de lectura amena que permiten conocer un poco un país que debiéramos conocer mejor los españoles y al que debiéramos ayudar DE VERDAD, a convertirse en un país libre de ciudadanos iguales. La población en bantú, pero de dos etnias diferentes, bubis en la isla, Fang en el continente (mayoritariamente) y como suele ocurrir, una por encima de la otra en lo social, económico etc.

Aunque el catolicismo es la religión dominante, está trufada de costumbres animistas que a ojos de un español resultan de lo más extravagantes. El arzobispo de Malabo, máxima autoridad en el país se formó en gran medida en España, Tenerife y Toledo, lo que muestra los sólidos lazos que aún hay entre ambos países.

Aviso para navegantes. Desde las primeras páginas podríamos sorprendernos y no entender bien lo que se cuenta. El autor, un hombre habla de su perro, de su casa, de su marido… ¿cómo? Sí, el autor está casado con un hombre. Pero el título viene por otro motivo.

MELGAR, Luis

“Los blancos estías locos: un diplomático español en Guinea Ecuatorial”

Península, 2017

Anuncios