el olor de los libros

Timeo hominem unius libri / Temo al hombre de un sólo libro (Sto. Tomás de Aquino)

Mes: febrero, 2014

Tolkien, su vida

Imagen

Devoré a Tolkien en mi adolescencia. Devoré hasta su biografía oficial (y mejor) la de H. Carpenter. Pero han pasado los años y guardando un gratísimo recuerdo de sus libros no los he vuelto a visitar. Aunque ganas no me falten; lo que me falta es tiempo. Pero el otro día vi una novedad en la editorial RIALP, una biografía breve de Tolkien y me decidí. Y la he disfrutado. Reconozco que no tanto como aquella (que recomiendo vivamente incluso para aquellos que no gusten de la literatura tolkiana). Pero esta biografía aporta cosas interesantes sobre las que, tirando de memoria lo digo, la primera pasaba de puntillas. Por ejemplo, la espiritualidad de Tolkien, su vida religiosa. Tolkien fue un católico que creció en un entorno hostil en su niñez. Su madre era una conversa que luchó mucho por su condicion de católica, viuda joven y con la familia política en contra. Eso fijó en su mente los problemas de una madre luchadora con la firmeza de su fe. Y Tolkien se convirtió en un apologeta sólido e inquebrantable. Y su vida espiritual se vio reflejada en su obra de ficción.

La gente, en general, desconoce el valor enorme de Tolkien como erudito sobre lengua y literatura inglesa antigua. Sir Gawain y el caballero verde o Beowulf, son dos famosas obras sobre las que trabajó intensamente y sobre las que abrió nuevos caminos filológicos. La parte de su biografía que trata su labor profesoral está ampliamente trabajada, aunque en ciertos momentos con desorden y falta de claridad expositiva.

Para aquellos que quieran conocer más de Tolkien y ya hayan leído la primera biografia, esta nueva será sin duda de interés. Pero para un primer acercamiento, deberemos continuar recomendando la de Carpenter en la editorial Minotauro.

DURIEZ, Colin

“J.R.R. Tolkien: Génesis de una leyenda”

Rialp, 2013

Últimos casos

ImagenToda serie se agosta tarde o temprano. La única manera de evitarlo es cerrándola a tiempo. Pero eso es muy difícil si la serie te de de comer, merendar y cenar, a ti a tus próximas 3 generaciones. Por ello vemos series interminables que sólo tienen fin cuando los editores ven que no se venden ni en los saldos. Es el camino que lleva Donna Leon para su serie de Brunetti, pero no es la única. Con Ian Rankin no ocurre lo mismo, pero asistimos a una peligrosa deriva.

Rebus, el policía se jubiló. todos nos echamos las manos a la cabeza. No creíamos aún finiquitada la serie. Efectivamente el autor supo sacarse de la manga un nuevo encargo. El expolicia colaboraría con las fuerzas del orden como paisano revisando y resolviendo casos antiguos sin cerrar. El problema es que al no ser policía Rebus no se puede comportar como siempre y resulta tan frustrante para él como para el lector. Habrá que ver cómo resuelve este problema el autor, si es que lo percibe como tal.

Pero hay que ver las cosas con optimismo. Nos quedan 4 viejas novelas del inspector aún sin publicar en español. Espero que no tarden en editarlas. Y además el autor ha iniciado una serie sobre un policía de “asuntos internos” (con ese título), con buena pinta y ha demostrado en una novela suelta “puertas abiertas” y sin pertenecer a serie alguna, su maestría.

RANKIN, Ian

“Sobre su tumba”

RBA, 2013